Teníamos por delante un encargo para algunos detallitos de una boda, como el photocall y el coche de los novios, a los que les gustaban los Minios (esos bichitos amarillos y cachondos que ya son parte de nuestras vidas)…y este fue el resultado: